miércoles

¡MANDA COÑONES BLANCOS! por ITZIAR ZIGA

Itziar Ziga

Una amiga trans me contó que aquella jueza, con todo su coño, por un hurto a Inditex, la condenó a pasar unos días en el infierno. Así se lo aclaró: te mando a una cárcel de hombres para que escarmientes. ¡Cuánta maldad! 

martes

DE LA PARODIA A LA POLÍTICA de JUDITH BUTLER

Judith Butler

Partí de una especulación sobre si la política feminista podría funcionar sin un «sujeto» en la categoría de las mujeres. No está en juego saber si todavía tiene sentido, estratégico o de transición, aludir a las mujeres para afirmar que se las está representando. El «nosotros» feminista es siempre y exclusivamente una construcción fantasmática, que tiene sus objetivos, pero que rechaza la complejidad interna y la imprecisión del término, y se crea sólo a través de la exclusión de alguna parte del grupo al que al mismo tiempo intenta representar. No obstante, la posición endeble o fantasmática del «nosotros» no es motivo de desesperación, por lo menos, no es el único motivo de desesperación. La inestabilidad radical de la categoría cuestiona las limitaciones fundacionales sobre las teorías políticas feministas y da lugar a otras configuraciones, no sólo de géneros y cuerpos, sino de la política en sí. 

jueves

¿PORQUÉ GRITAMOS LAS PUTAS? por ITZIAR ZIGA

Itziar Ziga


Un sofocante mediodía cualquiera de este pasado agosto, en el programa matinal de TV3, se está debatiendo sobre si debe abolirse o no la prostitución. (No deja de asustarme la vuelta de tuerca prohibicionista que ha dado la opinión publicada en los últimos años, cuando el fin de milenio parecía abocarnos dulcemente a la regulación laboral del intercambio económico/sexual en Europa, en el peor de los casos). En el plató hay una trabajadora sexual y otras dos mujeres cuya implicación en el asunto no termino de comprender. Apenas escucho cinco minutos de la conversación, que no es tal. 

viernes

EL FEMINISMO NO ES UN HUMANISMO por PAUL B. PRECIADO


Paul B. Preciado

Durante una entrevista infinita, Hans–Ulrich Obrist me pide que haga una pregunta a la que tanto artistas como movimientos políticos deberían responder con urgencia. Digo: “¿Cómo vivir con los animales? ¿Cómo vivir con los muertos?”. Alguien más pregunta: “¿Y el humanismo? ¿Y el feminismo?”. 
Señores, señoras y otros, de una vez por todas, el feminismo no es un humanismo. El feminismo es un animalismo. O por decirlo de otro modo, el animalismo es un feminismo expandido y no-antropocéntrico. 

miércoles

12 BYTES. VIVIR Y AMAR EN EL FUTURO de JEANETTE WINTERSON. Reseña de EDUARDO NABAL y JUAN ARGELINA

Jeanette Winterson

El ser humano (generalmente masculino) siempre ha opuesto resistencia a sentirse una contingencia entre el conjunto de realidades que le rodean. La búsqueda de seguridad y su sentido de autoconciencia le han llevado a lo largo del tiempo a delimitar los espacios sobre los que ha podido ejercer su dominio, organizarlos y expandirlos, a medida que aumentaba su número y su capacidad para explotar recursos. Visto desde la perspectiva de un presente en el que el capitalismo lo ha devastado todo, pero que al mismo tiempo ha creado el sistema de espejismos necesario para hacernos creer todo lo contrario, la historia del género humano podría verse como un progreso constante basado en mejoras tecnológicas y científicas cada vez más impactantes a fin de lograr la satisfacción de prácticamente todas nuestras necesidades, además de conseguir, cuando lleguemos al momento de la gran “singularidad”, la victoria sobre la muerte misma.

lunes

REPENSAR LO HUMANO DESDE EL TRANSFEMINISMO ANTIESPECISTA por VALENTINA TRUJILLO RENDÓN

Valentina Trujillo Rendón

Introducción

El feminismo y los estudios críticos animales han caminado de la mano hace un par de décadas, por razones que se cruzan en la búsqueda de justicia e igualdad para todos los animales humanos y no humanos. El objetivo de este artículo es presentar una aproximación de definición del transfeminismo antiespecista como movimiento político a partir de la revisión bibliográfica de cada categoría en particular, y establecer un diálogo entre los discursos académicos y las prácticas activistas.

jueves

DECIMOS REVOLUCIÓN por PAUL B PRECIADO


Paul B. Preciado


Los analistas políticos advierten del inicio de un nuevo ciclo de rebeliones sociales que habría comenzado en 2009 en reacción al colapso de los mercados financieros, el aumento de la deuda pública y las políticas de austeridad. La derecha, compuesta por un no siempre reconciliable enjambre de managers, tecnócratas, capitalistas financieros opulentos y monoteístas más o menos desposeídos, oscila entre una lógica futurista que empuja a la máquina bursátil hacia el plus-valor y el repliegue represor hacia el cuerpo social que reafirma la frontera y la filiación familiar como enclaves de soberanía. En la izquierda neo-comunista (véase Slavoj Zizek, Alain Badiou y compañía) se habla del resurgimiento de la política emancipatoria a escala global, de Wall Street al Cairo pasando por Atenas y Madrid, pero se anuncia con pesimismo, la incapacidad de los movimientos actuales de traducir una pluralidad de demandas en una única lucha antagonista. Zizek retoma la frase de William Butler Yeats para resumir su arrogante diagnóstico de la situación: “Los mejores carecen de toda convicción, mientras que los peores están llenos de apasionada intensidad.”

lunes

AUTOCOSIFICADAS, NO: LAS ZORRAS DE SIEMPRE por ITZIAR ZIGA

 

Itzi Ziga, zorreando en la Bata de Boatiné. El abrevadero queer por excelencia.

Hablo de nuevo por aquí de La Zowi, esa maravillosa trapera del Albaicín, hija de guitarrista flamenco y poetisa feminista. La excusa es que en youtube vuelven a dejarme ver su videoclip “Bitch Mode”. ¡Cuánto echaba de menos verla zorreando con sus amigas en el descampao, palmeando sus culos sobre el descapotable! Creo que durante un tiempo, y sin yo saberlo ni saber quitarlo, algún ente maligno me aplicó cierto filtro puritano, supongo que por mi bien. Suelen llamarle familiar a esta censura, como si solo existiera la familia heteropatriarcal, como si de una generación a otra solo pudiera trasmitirse la opresión católica, misógina, homófoba, sexófoba, aguafiestas, sometida a un poder que no elegimos. Y que nuestras antepasadas tampoco eligieron, más bien aguantaron.

martes

¿LA LUCHA POR LA LIBERACIÓN ANIMAL Y EL TRANSFEMINISMO POR QUÉ VAN DE LA MANO? Texto compartido de la revista JAURIA

Ilustración de Paula Dacal


Los cuerpos están atravesados por diversas opresiones que se interrelacionan de forma compleja y por eso necesitamos que las luchas también se interrelacionen para dar una respuesta integral a la dominación de los cuerpos.

A ojos del sistema, los cuerpos se convierten en mercancías medibles, que se valoran en base a un modelo de desigualdad impuesta. Este modelo tiene como sujeto privilegiado al hombre cisgénero heterosexual blanco occidental con un cuerpo delgado, sano y funcional al sistema (capaz).

miércoles

TRANS de ALBA PONS RABASA y ELEONORA GAROSI

Alba Pons Rabasa y Eleonora Garosi


Introducción

En la presente entrada proponemos una lectura crítica y feminista de lo trans, y de las categorías de sexo, género y sexualidad que lo sustentan, basada en un desplazamiento epistemológico fundamental. No nos interesa analizar lo trans en cuanto fenómeno social ahistórico, ni mucho menos reducirlo a categorías identitarias estables como transexual, transgénero y travesti entre otras geopolíticamente situadas. Nuestro propósito es investigar su genealogía, los dispositivos y tecnologías que lo han ido produciendo y reconfigurando en cuanto categoría diagnóstica e identitaria. La versión de lo trans como condición identitaria patológica, frecuentemente denominada transexualidad o transexualismo, se configura como dominante en la mayoría de los contextos occidentales, pero es importante recalcar su polisemia y su multiplicidad localizada.